lunes, 30 de abril de 2012

A partir de hoy, quiero ser la luna

La verdad es, que si soy sincero, sólamente quiero ser tu luna...
Porque es ese astro al que todos en algun momento de nuestra vida, o durante toda, admiramos, y a partir de hoy, estoy convencido de que quiero que me admires toda tu vida.
Porque aunque sea de día, y no la puedas ver, sabes que está ahí.
Porque cuando puedes verla, por las noches, ilumina tu camino.
Porque quiero estar siempre ahí, contigo, como la luna.
Porque quiero iluminar tu camino cuando lo necesites, cada noche.
Porque quiero acercarte, ponerla al alcance de tus manos, es algo con lo que mucha gente sueña.

En realidad, si vuelvo a ser sincero, quiero ser la luna y muchas otras cosas más, como por ejemplo:

Tus manos, que conocen todos y cada uno de los centímetros de tu cuerpo.
Tus piernas, que te mantienen en pie cada día, y a parte, porque me apasionan.
Tus ojos, para saber como me ves.
Tu colgante, al cual siempre agarras con fuerza cuando quieres sacar valor para hacer algo.
Tus sábanas, que te abrazan durante todos y cada uno de tus sueños, tengo celos de tus sábanas.
Tu casa, ese rinconcito en este mundo tan inmenso en el que te sientes tan bien.
Tu salvavidas,Para mantenerte a flote cuando sientas que te hundes en un mar de dudas.

Puedo hacer una lista interminable de cosas que quiero ser, siempre y cuando, sean por y para ti.

2 comentarios:

  1. de esto que estas pillado por una piva y quieres serlo todo de ella, pero te conformas con ser cualquier cosa, ya sea una luna o algo mas insignificante, lo que sea con tal de formar parte de su vida. buena entrada tio
    http://www.youtube.com/watch?v=vFQtsTBpIJU

    ResponderEliminar
  2. A mi me gusta mucho el sol. Aunque tu descripción de la luna, me ha convencido. Pero ser sol no debe estar tan mal. Dándote los buenos días, y haciéndote sentir calor con los rayos, o que tus mejillas se sonrojen.
    La segunda parte también me ha encantado.

    ResponderEliminar